lunes, 11 de enero de 2010

Un tipo serio

A SERIOUS MAN
Director: Joel Coen y Ethan Coen
Reparto: Michael Stuhlbarg, Richard Kind, Fred Melamed…
EEUU - 2009

ARGUMENTO
Larry Gopnik es un profesor de instituto de origen judío. Su vida normal y apacible, en pleno año 1967, se viene de pronto abajo cuando las cosas empiezan a salirle mal sin mayor explicación: su mujer decide abandonarle por otro hombre, un alumno intenta chantajearle para que cambie su nota en un examen y, en general, sus hijos y entorno empiezan a darle la espalda. En busca de ayuda, el profesor pedirá consejo a algunos rabinos.

CRÍTICA
La nueva película de los Coen sería una de las mayores decepciones del año si no fuese porque la distribuidora apenas se molestado en promocionarla. Al contrario, ha pasado desapercibida siendo estrenada poco después del día de Reyes y sin que nadie hiciera especial mención a que se trataba de la última película de los directores de No es país para viejos… por algo será.

La película no empieza mal. Tiene un capítulo introductorio (que no tiene nada que ver con el resto de la historia) en el que una familia rusa del pasado recibe la visita de un hombre que, presuntamente, ha fallecido. De esa escena pasamos a la historia de Un tipo serio, protagonizada por un hombre judío, profesor de instituto en los años 60, al que todo en la vida empieza a salirle rematadamente mal.


Ese cúmulo de desdichas tiene su gracia en un primer momento, pero ahí queda todo. Después la historia no avanza hacia ningún sitio. No hay comienzo, no hay final, el ritmo es lento hasta la desesperación y el aburrimiento termina consumiendo al espectador y a los propios personajes de la historia. Lo dicho, película a evitar.

ABOGADO
La película tiene algún toque típico de los Coen, como el humor negro y esos detalles tan extraños como atractivos que suelen introducir en sus historias, no siempre con el mismo éxito. En esta ocasión, es muy destacable el alumno japonés que reclama su suspenso al profesor o algún detalle gracioso de guión de esa típica familia judía, que bien podría haber firmado el mismísimo Woody Allen. Lo malo es que son eso, detalles.

FISCAL
Va a arrancar millones de bostezos y ronquidos en las salas de cine de todo el mundo. Si alguien quiere hacer la prueba, que vaya a verla en una sesión de noche o madrugada. Un síntoma más que evidente de un proyecto fallido, y realmente tedioso en algunos momentos.

VEREDICTO
Suspenso (Para olvidar. Los Coen vuelven a dar un paso atrás en su filmografía).

TRÁILER

2 comentarios:

Goldman (bad to the bone) dijo...

A esto le llamo yo ponerse duro...

Realmente la peli es rara; no sé si acudí a la sala tan sesgado por tu crítica que me esperaba tan poco que cualquier cosa me convencía o si realmente la peli no es tan mala.

El problema tal vez es que haya que verla como una metáfora del santo Job llevado a la "actualidad". Explicándolo así la peli tiene significado de principio a fin si exceptuamos la historia de los judíos rusos... que esa si que no la pillo. Pero incluso el uso de la grandísima "Somebody To Love" de los Spoonfull contribuye a darle ese significado de metáfora. Puede que sea una frikada mía, pero la explicación de la peli reside en el primer verso de esa canción "When the truth is found to be lies"; el protagonista busca respuestas en su religión, pero los "expertos" de dicha religión son incapaces de decirle que dios le está poniendo a prueba...

No sé, a mí me parece que aunque tal vez sea una metáfora no muy evidente, está muy bien construída. Otra cosa ya es que el ritmo sea lento y que le final, aunque claro, quede un poco en plan interrptus.

Abrazos

barescanallas dijo...

Interesante blog... espero pasar a ver las críticas tras ver las películas... esta entrada ha sido un poco "spoiler"... aunque nunca, nunca, me fío de las recomendaciones de la "gente"...