martes, 22 de diciembre de 2009

Buscando a Eric

LOOKING FOR ERIC
Director: Ken Loach
Reparto: Steve Evets, Eric Cantona, Stephanie Bishop …
Reino Unido / Francia / Italia / Bélgica / España - 2009

ARGUMENTO
Eric es un cartero con una vida personal problemática. Años atrás abandonó a la mujer de su vida por las presiones de su padre, y tiempo después fue él el abandonado por su siguiente pareja, teniendo que hacerse cargo de los hijos de ésta, dos adolescentes problemáticos que meterán a Eric en más de un serio problema. Para tratar de evadirse de una realidad tan adversa, Eric contará con el apoyo de sus compañeros de trabajo y, sobre todo, con los consejos del futbolista francés Eric Cantona.

CRÍTICA
Ken Loach vuelve a bucear entre los más desfavorecidos de Gran Bretaña para sumergir al espectador en otra de sus típicas historias extremas, con trabajador de clase baja en horas muy críticas como protagonista. En esta ocasión, la película vuelve a funcionar gracias al retrato del personaje principal y de su entorno, aunque quizás pierde un poco en contundencia y credibilidad por el componente onírico introducido por el futbolista Eric Cantona, que se interpreta a sí mismo en la película.

En este sentido, la jugada no le ha salido del todo bien al director. Igual que la presencia del futbolista francés supone un gran reclamo para los aficionados al fútbol de cualquier lugar del planeta, también es cierto que impide al espectador meterse de lleno en el drama que sufre el protagonista. Es más, la película funciona mejor cuando Cantona no está en pantalla, ya que es entonces cuando el doble drama que amenaza al protagonista explota de verdad ante sus ojos, poniéndole al borde del precipicio y enganchando al espectador definitivamente.





ABOGADO
El principal activo de la película vuelve a recaer en el talento de un director que sabe retratar como nadie a esos ciudadanos británicos con problemas de toda índole, que solo encuentran en el alcohol, el fútbol y en su gran corazón los únicos motores para sobrevivir día tras día. El saborcillo a solidaridad entre la cuadrilla de amigos del protagonista al final de la película es motivo suficiente para salir del cine satisfecho.

FISCAL
Quizás ese final tan entrañable es un poco facilón. A lo mejor el personaje de Cantona (que cumple bien como actor) tendría que haber sido real y no una imaginación. Es más que posible que no sea una de las películas de Ken Loach más recordadas en el futuro.

VEREDICTO
Bien
(Va de menos a más pero cuesta más tiempo de lo deseado entrar en el drama del protagonista).

TRÁILER

1 comentario:

Goldman (bad to the bone) dijo...

Me ha gustado la crítica,a uqne no estoy del todo de acuerdo. A mí el personaje de Cantoná si que me parece más propio de un mundo onírico... lo veo como la conciencia que está germinando en la mente de un hombre que ha tocado fondo, la cual impulsa a dicho hombre a salir de su situación... en el fondo Cantoná es el subconsciente de Eric cuando este se da cuenta de que está destrozando su vida. Si Cantoná hubiese sido un personaje real, habría perdido la parte de identificación del personaje consigo mismo.

Estoy de acuerdo en que el final es un poco chorra, no veo yo que un final así fuese posible, peor la verdad es que está divertido; entrañable, que dirías tú, aunque poco creíble.

No será la mejor peli de Ken Loach, pero demuestra que tanto él como el guiri de Lavapies Paul Laverty son capaces de hacer algo nuevo cada vez que hacen lo mismo de siempre. Eso si, personalmente hubiese preferido que hubiera sido sobre un cartero de Liverpool y el jugador hubiera sido Ian Rush :)